Header image

foroManzanera

La página donde encontarás toda la información de Manzanera

PORTADA
MANZANERA
NOTICIAS
FOTOGRAFÍAS
VÍDEOS
ENLACES
DOCUMENTOS
FORO
HISTORIA
MONUMENTOS
NATURALEZA
FIESTAS
VOCABULARIO
LEYENDAS
ACTIVIDADES
CORREO
 
Búsqueda personalizada
NATURALEZA

 

Si algo destaca en Manzanera, son sus paisajes y su medio natural. Su orografía montañosa y sus cotas elevadas permiten crear diferentes ecosistemas naturales: carrascales, sabinares, pinares de pino albar y negral, pequeños bosques de ribera, matorrales, pastizales...

Existen extensas zonas de pinar en todo el municipio, donde podemos encontrar cuatro especies distintas. Las más comunes son el pino negral (Pinus nigra) que aparece hasta más o menos los 1300 metros como en las zonas calcáreas de las fuentes del Cañuelo y el Gavilan (conocida como "umbría Rechorte"); el pino albar (P. sylvestris) aparece normalmente a partir de los 1300 metros, anque se mezcla fácilmente con el anterior, en especial, baja más en el valle del Río Paraiso ya que el tipo de suelo (ácido) le es más favorable. Las otras dos especies son más esporádicas. El pino rodeno (P. pinaster), que solo crece en suelos ácidos, aparece disperso por el valle del Río Paraiso y llega a formar un bosque en el monte situado frente a la Fuente del Gavilán, conocido por eso mismo como El Rodenal. Por último, el pino carrasco (P. halepensis) solo aparece de forma esporádica en las cotas más bajas del municipio. En todos estos bosques es muy común encontrar rebollones (Lactarius deliciosus) durante el otoño.

Se pueden disfutar extensas zonas de robusta sabina albar (Juniperus thurifera), una especie protegida en Aragón, junto con la negral o pudia (J. phoenicea) y distintos enebros (J. oxicedrus y J. communis), y de la peculiar sabina rastrera o chaparra (J. sabina) en las zonas más elevadas de la Sierra de Javalambre, donde el viento y el frío ya impide el crecimiento de otros árboles, formando el peculiar paisaje de piel de pantera. Estas especies puden acompañas a pinos y carrascas, pero cuando no se mezclan, crean montes muy abiertos ideales para pasear.

La especie importante que falta es la carrasca (Quercus rotundifolia). Especie en expansión que actualmente ocupa una elevada superficie en forma de monte bajo. Bajo los carrascales crece la preciada trufa negra (Tuber melanosporum) que crece bajo tierra en simbiosis con las raices del árbol y son muy apreciadas en la gastronomía. Os recomiendo acercarse a los carrascales en otoño, cuando los ejemplares aislados de arces que hay entre las encinas adquieren su tono rojizo característico y los quejigos, serbales etc. van cambiando de color. En algunos barrancos se pueden encotrar ciertas especies muy escasas como el tejo (Taxus baccata), yo lo he visto en las zonas altas del río Paraiso (como en Tejeda y la zona de la Fuente de la Paloma), la sima de El Paul y también en el Barranco de los Cocioles. Otra especie dificil de encontrar es el acebo (Ilex aquifolium), que sólo crece en algunas zonas del valle del Río Paraíso.

La existencia de esta diversidad de hábitats permite que se encuetre una fauna muy diversa como javalíes, zorros, corzos, cabras, etc. Numerosas rapaces como los buitres, águilas... También es posible encontrar buenas zonas de pesca: barbos, truchas...

Debido a estas condiciones ambientales, gran parte del municipio están protegidas bajo la denominación de Lugar de Importancia Comunitaria de la Red Natura 2000 (13394'37 hectáreas en el LIC Sierra de Javalambre II y 12'92 has en el denominado Sierra de Javalambre), lo que representa un 81'2% de la superficie.

image 1
 
www.000webhost.com